Alubias con almejas




Ingredientes:


- Medio kilo de alubias blancas cocidas.
- 300g. almejas
- aceite de oliva.
- 5 dientes de ajo.
- perejil fresco.
- 2 cucharadas de harina.
- agua .
- un vaso pequeño de vino blanco de calidad.
- sal.
Así lo hago yo :

Las alubias.
- Si las alubias son frescas y las vamos a cocer , las pondremos la víspera en agua y las coceremos con un poco de sal, aceite y cebolla bien en una cazuela a fuego lento o bien en la olla a presión.
- Si vamos a utilizar las alubias de frasco las lavaremos previamente para quitarlas el líquido del envasado.

Las almejas
- No es necesario comprar las mejores almejas del mercado, con una calidad media, es suficiente para quedar como un rey o una reina.
- Ponemos las almejas en agua con un puñado de sal durante dos horas.
- Las lavamos bien y las abrimos al vapor.
- Reservamos las almejas ya abiertas.

La salsa verde
- En el mortero ponemos los ajos y bastante perejil picado. Tenemos que conseguir machacar el ajo y el perejil de tal manera que hagamos un puré. No pueden quedar trozos. Nos costará un poco pero merece la pena , así el ajo y el perejil desprenden todo su aroma.
-Mientras machacamos el ajo y el perejil, ponemos un buen chorro de aceite en una cazuela para que se vaya calentando.
- Cuando el aceite esté templado, echamos el ajo y el perejil machacado. Removemos con una cuchara de palo. Añadimos la sal , la primera cucharada de harina y un poco del agua.
- Removemos constantemente para que no se formen grumos.
- Incorporamos la segunda cucharada de harina y el vino. Seguimos removiendo. Incorporamos un poco más de agua. Tiene que quedar todo muy ligado.
- Como la salsa al enfriar tiende a espesar tenemos que conseguir una salsa muy abundante, tirando a clarita pues al día siguiente la harina y las alubias harán que el guiso tenga más cuerpo.

El guiso.
- Cuando tengamos la salsa preparada incorporamos las almejas abiertas al vapor junto con las alubias que tenemos reservadas.
- Si vemos que necesitamos más líquido añadiremos un poco de agua mezclada con vino blanco.
- Damos un último hervor al guiso para que la salsa se reparta bien y dejamos reposar.
- ¿ A quien le toca poner la mesa ?